Artículo del blog
29 de marzo de 2023 | 8 minutos de lectura

Prácticas recomendadas de seguridad del correo electrónico en 2023: proteja su empresa y su cuenta de resultados

El correo electrónico es la base de la comunicación empresarial moderna. Según HubSpot, hay 4.000 millones de usuarios de correo electrónico en todo el mundo, cifra que aumenta cada año, y el 91% lo consulta a diario. Sin embargo, los usuarios de correo electrónico se enfrentan a retos de seguridad. Proteja su negocio y su cuenta de resultados de los peores escenarios. Conozca las mejores prácticas de seguridad del correo electrónico para proteger sus datos.

El correo electrónico es una de las formas más sencillas de llegar a las personas adecuadas en el momento oportuno con el mensaje adecuado. A través de este medio, las empresas tienen un control absoluto sobre a quién se dirigen y cómo; y cuando se utiliza de forma óptima,

 

El correo electrónico tiene el poder de convertir a posibles compradores en clientes fieles y duraderos.

El correo electrónico es una de las formas de comunicación más fiables y ofrece el mayor retorno de la inversión (ROI), con una media de 36 dólares por cada dólar gastado. El correo electrónico también aporta muchos beneficios significativos a las empresas que lo utilizan: es rentable y eficiente; la mensajería puede ser flexible en términos del contenido compartido y los objetivos impulsados; ofrece a las empresas escalabilidad y potencial en tiempo real, al tiempo que proporciona resultados reales y medibles a través del seguimiento de datos clave como las tasas de apertura, las tasas de clics y las tasas de conversión.

Aunque las ventajas del correo electrónico para las comunicaciones empresariales y el marketing son muchas, sigue habiendo fallos de seguridad fundamentales debidos a la forma en que se han construido y diseñado los sistemas de correo electrónico, lo que ha dado lugar a que sea tanto un objetivo como una herramienta para los ciberdelincuentes que tratan de distribuir programas maliciosos, spam y estafas.

Los retos de seguridad del correo electrónico

A medida que aumenta el uso del correo electrónico en las empresas de todo el mundo y crece la sofisticación de los ataques, es importante conocer las distintas formas que adoptan las amenazas para la seguridad del correo electrónico, a fin de estar mejor preparados para reconocerlas y prevenirlas:

  1. Spam: esta categoría de amenaza de correo electrónico se define como mensajes de correo electrónico no solicitados, normalmente enviados en masa. Aunque el spam suele enviarse con fines comerciales, también puede ser enviado por botnets y servir como intento malicioso de acceder a un dispositivo o red.
  2. Phishing: es un tipo de estafa en línea en la que los ciberdelincuentes intentan hacerse pasar por organizaciones legítimas para robar información sensible. Suele adoptar la forma de un enlace en el contenido que dirige a los usuarios a un sitio web falso y les pide que envíen información personal o sensible.
  3. Malware: el malware (abreviatura de "software malicioso") implica el uso de código malicioso por parte de los ciberdelincuentes para infectar, explorar o robar la información de uno o varios dispositivos. Este código se propaga a menudo a través de mensajes de correo electrónico(94%) y es una causa creciente de preocupación, ya que el 28% de las organizaciones informaron de un ataque destructivo o ransomware (una forma de malware) en 2022, y el 17% de las organizaciones sufrieron una brecha gracias a que un socio comercial se vio comprometido.
  4. Spoofing: se trata de una técnica utilizada por los ciberdelincuentes para engañar a los destinatarios haciéndoles creer que el correo electrónico que han recibido procede de una empresa o persona en la que pueden confiar.
  5. Business Email Compromise (BEC): esta amenaza a la seguridad implica que los ciberdelincuentes accedan a una cuenta de correo electrónico empresarial e imiten a una figura de confianza. Tradicionalmente, los atacantes se dirigen a empresas que realizan transferencias electrónicas de fondos con proveedores y clientes de todo el mundo.
Compruebe su dominio

Consejos para detectar una amenaza por correo electrónico

Aunque es bueno tener un conocimiento general de los diferentes tipos de ataque, hay algunas cosas que pueden ayudar a los usuarios a reconocer las amenazas del correo electrónico, con lo que se espera reducir parte del riesgo que conlleva la comunicación por correo electrónico:

  1. Preste atención a la dirección de correo electrónico. Los destinatarios de un correo electrónico deben comprobar siempre el encabezamiento para revisar la dirección de correo electrónico del remitente. En los casos de spoofing, los atacantes utilizan un encabezado de correo electrónico para enmascarar su identidad y hacerse pasar por remitentes legítimos. Si falsifican directamente la información del encabezado del correo electrónico, también son conocidos por utilizar otras tácticas para lograr un resultado similar, como crear un dominio muy similar al del remitente legítimo. Aunque es aconsejable desconfiar de todos los correos electrónicos recibidos, la realidad es que el tiempo y la atención limitados de la gente no siempre lo permiten. La buena noticia es que existen herramientas que permiten analizar fácil y eficazmente las cabeceras de los correos electrónicos para comprobar su autenticidad y fiabilidad.
  2. Desconfíe de las solicitudes de verificación de información. Si recibes un correo electrónico de una persona u organización que te pide que verifiques tu información, podría contener malware. Evita hacer clic en cualquiera de los enlaces del cuerpo del correo electrónico y toma medidas adicionales para verificar la dirección de correo electrónico del remitente antes de proceder a verificar nada.
  3. Exigencias de acción urgente. A menudo, los atacantes intentan generar una sensación de urgencia a través de sus correos electrónicos para presionar al destinatario a tomar medidas sin prestar demasiada atención a los detalles del correo. Si un correo electrónico que exige una acción urgente también incluye errores gramaticales y ortográficos, trátelo con recelo y solicite ayuda a los principales responsables de seguridad informática de la organización.
  4. No te limites a hacer clic en el enlace. Una de las formas más comunes en que los ciberdelincuentes se aprovechan de los usuarios desprevenidos es hacer que hagan clic en un enlace que les envía a un sitio web que puede tener malware o intentar capturar su información privada. Compruebe la URL de cualquier enlace que aparezca en el correo electrónico y, si se trata de un texto con hipervínculo, pase el ratón por encima para verificar el enlace antes de hacer clic en él.
  5. Si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Todo el mundo ha oído hablar de ellos: ya sabe, esos correos electrónicos en los que se le pide que haga clic en un enlace o abra un archivo adjunto para recibir una impresionante recompensa de algún tipo (a menudo monetaria). Las estafas por correo electrónico de este tipo suelen dirigirse a los desesperados y vulnerables, como demuestran las numerosas estafas relacionadas con Covid-19 que ofrecen subvenciones o pagos de estímulo a cambio de información personal.

Buenas prácticas para la seguridad del correo electrónico en 2023

Las empresas de todo el mundo se están dando cuenta de que el riesgo cibernético no es sólo un problema informático, sino una vulnerabilidad empresarial crítica. A medida que evoluciona el mundo empresarial, las intersecciones entre el correo electrónico, las personas y la información conllevan niveles de riesgo cada vez mayores, ya que los ciberdelincuentes intentan explotar todas las vías y cada vez lo hacen de forma más sofisticada.

He aquí cinco de las mejores prácticas clave para la seguridad del correo electrónico que pueden ayudar a las empresas y a las personas a adelantarse a las amenazas contra la seguridad del correo electrónico, minimizando los daños potenciales:

  1. La educación es clave. En un estudio reciente, McAfee descubrió que el 97% de las personas de todo el mundo son incapaces de identificar correos electrónicos sofisticados de phishing, mientras que IBM informó de que el 95% de las violaciones de la ciberseguridad se deben a errores humanos. Dado que los ataques de phishing se basan en falsos pretextos y en la ingeniería social para engañar, dotar a las personas de los conocimientos y las herramientas que necesitan es uno de los pasos más importantes para garantizar la seguridad del correo electrónico.
  2. Invierta en capas adicionales de seguridad. Según los informes, el 91% de los ciberataques comienzan con un correo electrónico de phishing dirigido a una víctima inesperada. Dado que las personas tienden a ser la parte más vulnerable de una organización cuando se trata de phishing, estafas y fraudes, está claro que se necesitan capas adicionales de protección. DMARC es una gran herramienta para evitar el uso no autorizado de su dominio de correo electrónico, y se ha convertido cada vez menos en un "bonito detalle" y más en un "deber". El protocolo DMARC no sólo ayuda a mantener alejados los correos electrónicos ilegítimos, sino que también es una herramienta importante para la protección de la marca, ya que ahorra a las empresas el coste de reparar su reputación y sus relaciones de confianza tras una suplantación de identidad, o algo peor.
  3. Utilice la autenticación de dos factores (2FA). Una de las prácticas estándar, la 2FA es gratuita y fácil de usar como medida de seguridad eficaz. Al exigir a los usuarios que proporcionen dos datos identificables antes de iniciar sesión, la 2FA dificulta considerablemente a los atacantes el acceso a una cuenta, incluso si ya tienen en sus manos la contraseña. Aunque la mayoría de sitios web y servicios no activan la 2FA por defecto, es importante que los usuarios sepan en qué consiste y cómo activarla para que puedan hacerlo en todas las cuentas que utilicen, tanto profesionales como personales.
  4. Implantar la supervisión continua y la inteligencia sobre amenazas. Dado que puede llevar tiempo descubrir una amenaza para la seguridad y ponerle remedio, un paso importante para mejorar la seguridad es implantar herramientas y técnicas para supervisar continuamente los sistemas de correo electrónico en busca de cualquier amenaza. Además de la posibilidad de detectar una amenaza, estas herramientas también pueden recopilar información sobre amenazas, lo que permite a los actores clave identificar y bloquear nuevas amenazas antes de que se produzcan daños graves.
  5. Asóciese con un proveedor de servicios gestionados. La cantidad de tecnología necesaria para una seguridad óptima puede parecer abrumadora, sobre todo porque la brecha entre el conocimiento de las amenazas y la tecnología necesaria para prevenirlas sigue creciendo. Aquí es donde los servicios de un proveedor de servicios gestionados (MSP) pueden resultar muy valiosos, ya que se encargan de la experiencia y la tecnología necesarias para garantizar la seguridad de la empresa, ayudando con muchos de los servicios ya mencionados. Un MSP ayuda con una variedad de garantías de seguridad, incluida la configuración segura de los sistemas de correo electrónico, garantizando que las conexiones y las transferencias de datos estén encriptadas, y manteniendo el software actualizado mediante instalaciones oportunas y eficientes.

Aparte del daño a la reputación y de la confianza comprometida con clientes, proveedores y consumidores,

 

Los expertos creen que la ciberdelincuencia costará al mundo 8 billones de dólares anuales en 2023.

La realidad es que todas las empresas de todos los sectores corren el riesgo de sufrir fraudes por correo electrónico. Para saber exactamente qué hacer para aumentar la protección frente a estas amenazas, es importante conocer su nivel de riesgo de exposición a actividades fraudulentas por correo electrónico. Hemos desarrollado una herramienta gratuita para ayudarle a identificar el nivel de seguridad de su dominio. Pruébela aquí.

Ahora, más que nunca, es importante que las marcas se doten de los conocimientos y herramientas necesarios para proteger sus negocios, y a aquellos con los que hacen negocios, frente a las amenazas de seguridad relacionadas con el correo electrónico. Para obtener más información sobre cómo Sendmarc y nuestros socios pueden ayudarle a conseguirlo, póngase en contacto con nosotros hoy mismo. O visite nuestra página de servicios para obtener más información sobre cómo podemos ayudarle a proteger sus comunicaciones por correo electrónico.

Compruebe su dominio
Compartir
mail share
Conozca su puntuación

Todo el mundo corre el riesgo de ser víctima de estafadores por correo electrónico. Qué seguridad tiene su marca frente a los estafadores por correo electrónico?